Compartiendo, ¡todo se multiplica!

Cuando volví del campo de refugiados de Moria y compartí lo vivido allí, mi amiga Margarita decidió que ella también debía acudir a Moria a prestar servicio como ginecóloga.

Hoy, es ella quien comparte un testimonio desgarrador que no os dejará indiferentes:

MATERNIDAD EN LESBOS

Estamos entrenados para una maternidad dulce y de color, pero hay otras muchas. 

Quisiera que escribir sobre la maternidad desarraigada. 

Las  imágenes de Lesbos, sus playas, el chaleco solitario… junto a un remo partido. 

Las playas donde arriban, las costas donde mueren… las mujeres y sus embarazos como única esperanza en su proyecto vital, como un lastre para salir adelante, como un salvoconducto para mejorar… embarazos por amor, por violencia, por violación múltiple y repetida, embarazos para hijos enfermos, para hijos sin zapatos… 

Las mujeres no desean conocer el sexo; si es varón irá a la guerra o será perseguido o será educado en la violencia para perpetuar el ciclo, si es mujer trabajara y dará a luz a hijos que no puede mantener, que no puede proteger, que quizás no sabrán leer… 

Las mujeres no podrán acceder a la educación, a la toma de decisiones… irán al campo, trabajarán, cocinarán, buscarán agua y en el camino algunas serán violadas… 

Los chicos serán educados en el desapego, en  la autoridad, en el poder que les proporciona el arma, el machete, el fusil… el sexo… el miedo los amedrenta y sobreviven adaptándose. 

Solo él amor del padre/ madre, la mirada de la madre y la fortaleza del padre que fue amado pueden salvarlos… 

Paz, salud, agua, pan, trabajo. 

Conocí Lesbos como un hormiguero, días de luz y sol brillante, días de humedad, tormenta y viento… colas inmensas para el agua, el alimento, el médico, la ropa, los baños… espacios de tiempo sin ocupar, sin libros, sin clases, sin formación ni trabajo, sin jugar, sin pelotas … 

Todo segundo es una lucha y una espera infinita, igual a la de ayer, similar a la de mañana.

¿ Que esperamos para darles una vida digna ?

Hay muchas islas  algunas de ellas están muy cerca .

Nota : Hace 3 años realicé una estancia en Moría, hoy  he podido expresar el sentimiento de aquellos días y de alguna manera quisiera difundirlo. 

Gracias 

Fdo : M.G.C.

Imagen: Una familia afgana llega a Lesbos, obra realizada en el taller de pintura del campamento de refugiados. M.G.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s